Septiembre

Sentada en mi habitación escucho un piano, han decidido por mi. Creo que el vecino en cuestión, escucha la misma playlist que sigo… son las mismas canciones.

La primera vez que comenzó a sonar, pensé que tenía un maestro pianista como vecino, ahora entiendo que le gusta y le relaja escuchar las notas del piano tanto como a mi. Te abstrae, relaja, te mece, te lleva… y así, entre nota y nota, entre canción y canción, llegó Septiembre. Me he olvidado de irme de vacaciones, me he olvidado de escribir.

Han sido meses fuertes, llenos de cambios, logros a nivel laboral, felicidades enormes a nivel personal y familiar. Avances, evoluciones, nuevas amistades. Me muevo hacía adelante pero me olvido de respirar tantas veces, me olvido de relajarme… Me cuesta relajarme cuando estoy en buena compañía. Estoy tensa, no estoy satisfecha, pienso en lo que vendrá después, en el lunes, en Septiembre, en que quiero hacer muchas cosas… aún quiero aprender a jugar a tenis, quiero aprender a esquiar, quiero, viajar a Copenaghen quiero, quiero, quiero tantas cosas… desde hace tanto que tengo cosas en mente que me gustaría hacer y no estoy haciendo, me creo una tensión por el hecho de no avanzar en ciertos aspectos pero… me olvido que las razones son buenas.

Que me olvido de que tengo 26 años, me encuentro comparándome con gente de 34 o más. Me encanta rodearme de gente un poco más mayor… han vivido tanto, tienen experiencia de la vida, madurez (no siempre hehehe), consejos… se aprende tantísimo. El problema es cuando me veo a mi misma comparándome con ellos.

No me doy cuenta que mis logros son buenos por los años que acompañan mi relativamente corta vida. Que cada cosa tiene realmente su tempo y que Laura: estás haciendo bien. ¡Vas muy bien!. ¡Relájate! Abraza tus logros, abraza tu vida… sé feliz por lo que eres ahora, por lo que tienes, por lo que no tienes, por lo que quieres, por lo que amas, por ser exigente, por ser perfeccionista ¡pero! no dejes que estas virtudes se convierten en tus dueños, no te conviertas en el esclavo del futuro, de lo que vendrá… abraza el presente, acuérdate de abrazarte hoy por lo que eres hoy, en todos los aspectos. 

Feliz Septiembre…

Septiembre

Advertisements

A Real Shitty Month

 

Digamos que ayer fue un día de mierda. Hoy tenía dos opciones: o levantarme y salir de casa, llenarme el día y la cabeza de cosas para no pensar ¡o! llorar y dejarme llevar por la pena que llevo tragándome hará ya casi un mes.

Quería elegir la primera opción: he salido de casa para ir a un museo: hoy los museos son gratuitos en todo Firenze… al llegar a los Uffizi la cola daba la vuelta al edificio, ¡una espiral sin fin! ¡Mamma Mia! Arrrrrrrrivederci hasta otro ratito.

Volver a casa, sacar la lavadora… nada, ¡venga ya! prefiero escuchar ya de una vez música triste y rebozarme en mi tristeza: soy débil – ¿y qué?

Después 11 meses en Florencia, ha llegado el gran día, redoble de tambor: ME SIENTO SOLA  por primera vez.

Yo llegué a esta preciosa ciudad y conocí al que por un tiempo de seria relación pensé, que sería el hombre de mi vida.

Que fácil habría sido todo si esta relación hubiera funcionado…

… y que bonito que ha sido… lo más real que he vivido con nadie… ¿y porqué no ha funcionado?

A medida que pasan los años empiezo a entender y a odiar las corazas que el humano viste y reviste durante su vida. Las capas de eterna cebolla que hacen imposible crear algo real y fuerte entre dos almas. Y veo más preciosa y preciada la inocencia y mente de la persona que no ha sufrido – o que sabe llevar el sufrimiento… hasta la predisposición de un niño a querer a todo el mundo, es tan puro y tan genuino

Es como si a medida que crecemos y recibimos palos, nos volviéramos mejores actores. Actores de nuestra vida para y por el pueblo. And the Oscar goes to…

Ahora tengo trabajo, bastante… y pocas ganas. Tengo que curar este corazoncito, quererme también un poquito más. Estar bien conmigo misma, sola solita, solisimaaaaaaaa… aprender a disfrutar y a controlar esta cabeza que le requetechifla darle vueltas a todo una y otra vez.

No sé como hacerlo… me siento derrotada, frustrada y no entiendo porqué es tan difícil. Me encantaría que sugiera… sin más. Pero imagino que en la vida, las cosas que valen la pena, no “surgen” se construyen.

Va be’ ahora que he compartido mi situación actual me siento mejor…

Let’s embrace the day…

File 01-07-2018, 13 14 28

 

 

En búsqueda del Hogar

Estoy pasando por una temporada un poco incomoda.

Vamos a sincerarnos: cuando me mudé a Florencia, tenia que alquilar un piso “a distancia” para poder llegar y tener un lugar donde dormir, lo que no sabía, era lo complicado que es encontrar habitaciones (por no decir un apartamento) con una buena ubicación, un buen precio y que su ultima renovación no fuera de la Edad Media.

En Barcelona, tuve la oportunidad de hablar vía whatsapp, con el propietario de un piso en el que viven 8 personas, sí, has leído bien, 8 personas. Es un antiguo piso renovado, muy bien situado, con diversas habitaciones, una cocina nueva y diversos baños.

Estaba encantada con el piso, cuando lo comentaba con mis amigos no entendían como podía vivir con ocho personas pero había tenido suerte, respetaban los espacios, cuidaban la limpieza… Y yo me relajé, pensaba que podría estar bien aquí hasta que terminara de pagar el master. No puedo permitirme un alquiler mucho más caro y en Florencia los precios son astronómicos.

Ahora he vuelto a la búsqueda… necesito más espacio… menos gente.

No tengo muy claro en qué órbita divagaba yo hace 6 meses y porqué no me afectaba limpiar lo que otros dejaban u cambiar la basura y bajarla cada día viendo que el resto no movía un dedillo. Los flatmates han cambiado, pero más importante aún, yo he cambiado y más para bien que para mal, ya no me conformo con este pequeño espacio que tengo que compartir con tantas almas.

Creedme, es AGOTADOR buscar piso, y con la demanda y la bajísima y patética oferta que hay en Florencia sumándole mi bajo presupuesto… MAMMA MÍA… ¡me tiro de los pelos!

Señor dame paciencia y paz  🙏🏼

Tengo unas ganas de encontrar un espacio bonito, vacío si fuera el caso, ir llenándolo yo mes a mes, ir comprando detalles con significado: plantas, marcos bonitos con fotos de mi familia y amigos, velas que perfumen (me obsesionan los perfumes de ambiente, me relajan muchísimo). Puede que penséis que es una mariconada esto que digo pero para mi, es tan tan importante para el cuerpo y la mente estar a gusto en casa.

Visualizo…

Un espacio organizado, limpio, con luz que al llegar después del trabajo sienta que vuelvo a mi hogar y todo mi cuerpo se relaje.

Realmente, la vida, es la mejor escuela.

 

4f06e392b9b86b5a5d0b9d887df17ca3