En un permanente Déjà vu

Vivo en un primer piso en Via del Huerto, conocida también como Via dell’orto, nombre que yo me niego a mencionar cuando me preguntan los Italianos, por donde cae esta calle en Florencia.

Mi pequeño oasis en esta ciudad de artistas es una minúscula habitación con dos espléndidas ventanas, con los muebles tan juntos que, recién mudada, pintaban mis piernas de coloridos moretones.

Una cama, un armario, una cómoda, una mesa, techos con vigas tan antiguas como San Miniato. Y como si de un film de Disney se tratara, cada día, el grito grave, profundo y entusiasta del panadero me despierta: ¡Buongiorno!

Y sigue todo igual que ayer… ciudad de tradiciones, de su gente muy suya, de su orgullo y de su pasado.

Firenze…

Advertisements

En búsqueda del Hogar

Estoy pasando por una temporada un poco incomoda.

Vamos a sincerarnos: cuando me mudé a Florencia, tenia que alquilar un piso “a distancia” para poder llegar y tener un lugar donde dormir, lo que no sabía, era lo complicado que es encontrar habitaciones (por no decir un apartamento) con una buena ubicación, un buen precio y que su ultima renovación no fuera de la Edad Media.

En Barcelona, tuve la oportunidad de hablar vía whatsapp, con el propietario de un piso en el que viven 8 personas, sí, has leído bien, 8 personas. Es un antiguo piso renovado, muy bien situado, con diversas habitaciones, una cocina nueva y diversos baños.

Estaba encantada con el piso, cuando lo comentaba con mis amigos no entendían como podía vivir con ocho personas pero había tenido suerte, respetaban los espacios, cuidaban la limpieza… Y yo me relajé, pensaba que podría estar bien aquí hasta que terminara de pagar el master. No puedo permitirme un alquiler mucho más caro y en Florencia los precios son astronómicos.

Ahora he vuelto a la búsqueda… necesito más espacio… menos gente.

No tengo muy claro en qué órbita divagaba yo hace 6 meses y porqué no me afectaba limpiar lo que otros dejaban u cambiar la basura y bajarla cada día viendo que el resto no movía un dedillo. Los flatmates han cambiado, pero más importante aún, yo he cambiado y más para bien que para mal, ya no me conformo con este pequeño espacio que tengo que compartir con tantas almas.

Creedme, es AGOTADOR buscar piso, y con la demanda y la bajísima y patética oferta que hay en Florencia sumándole mi bajo presupuesto… MAMMA MÍA… ¡me tiro de los pelos!

Señor dame paciencia y paz  🙏🏼

Tengo unas ganas de encontrar un espacio bonito, vacío si fuera el caso, ir llenándolo yo mes a mes, ir comprando detalles con significado: plantas, marcos bonitos con fotos de mi familia y amigos, velas que perfumen (me obsesionan los perfumes de ambiente, me relajan muchísimo). Puede que penséis que es una mariconada esto que digo pero para mi, es tan tan importante para el cuerpo y la mente estar a gusto en casa.

Visualizo…

Un espacio organizado, limpio, con luz que al llegar después del trabajo sienta que vuelvo a mi hogar y todo mi cuerpo se relaje.

Realmente, la vida, es la mejor escuela.

 

4f06e392b9b86b5a5d0b9d887df17ca3

 

La primera hora del día

Desde hace ya unos días algo me ronda por la cabeza, es extraño y a la vez interesante: cuando nos olvidamos un poco de nosotros mismos, todo el entorno lo nota, la energía que se desprende no es una energía que te acompañe a quedarte.

Cuando esto sucede, que es muy normal, no es necesario ser tampoco drama queens y enfadarse contigo misma, simplemente te toca trabajar el doble para volver a encontrar un poco de paz y equilibrio otra vez y por eso estoy aquí escribiendo.

SUCCEDE boh! (léelo con acento y pronuncia italiana [suchede])

Este es un post para ti y para mi – siempre he dicho que el blog sigue aquí como parte de una “terapia” (llamémoslo así). Es maravilloso escribir lo que pasa por tu cabeza, es parecido a contarle tus pensamientos a alguien; cuando hablas, te das realmente cuenta de lo que estas pensando y si de verdad lo crees o no.

Ahora lo que estoy pensando es que la vida, los amigos, los seres queridos, son demasiado importantes como malgastar el tiempo con ellos con una actitud negativa. Y yo buscando el problema en los demás cuando estaba en mi mano solucionarlo – en este caso, es ideal “mirar-se el melic” como dice mi Madre: mirarse al ombligo (a uno mismo) y dejar de pensar que el problema lo tienen los demás, porque, aunque así fuera, no puede afectarte como te sientes tú.

Esta mañana cuando me he despertado a las 5:30, he pospuesto el despertador y he pensado que estaba cansada de trabajar de turno de mañana. Luego, me ha venido en mente lo siguiente: ¿qué horror despertarse con un pensamiento así no? jajaja y después ha aparecido Robin Sharma como ese angelito en el hombro izquierdo que me decía: Laura, lo que hagas en esta primera hora del día va a marcar el resto de tu jornada así que ¡CAMBIA TU ACTITUD! (para que veáis un poco como funciona el cerebro de esta mujer jajaja)

Acto seguido, he decidido leer a mi amigo Pablo Arribas, su ultimo post, no entiendo como lo hace pero siempre escribe JUSTO del tema que necesito leer, el post se titula: Hoy voy a ser quien me gustaría ser.

¡MAGIA! Leer sus palabras ordenan los mil cajones abiertos de mi alma y otra vez lo ha conseguido.

Obviamente, después de respirar PROFUNDAMENTE un millón de veces y sonreír para mis adentros lo he compartido con mis amigas, VAMOS A REPARTIR como dice Arnau Griso en la letra de su famosa canción: buenrollismo, *%&$£” y armonía no hay prisa, que ser feliz es gratis.

Empieza este domingo con fuerzas, organízate la semana: deporte, ponerte al día con tus amigas y familiares (cuidalos y mimalos), momentos para leer y escribir, busca momentos KIT-KAT como los llamo yo: momentos para dar gracias y darte cuenta de la suerte que tenemos. Concéntrate en LO QUE TIENES y no anheles lo que te gustaría tener. 

Y ya que estamos… ¿te has planteado comenzar a organizarte el 2018? ¡Lista de PROPÓSITOS! ¡Marchando! Retos a nivel: laboral, espiritual, económico, salud física…

No pospongas el despertador…

Florencia