DOS TORRES

❝ Una copa refrescante, un picoteo glorioso,
una comida con todas las letras ❞

Tienes que escribir algo, tienes que escribir algo… casi un mes sin un post y con muchas ideas en la cabeza.

Hace ya unas semanas, fue el aniversario de mi Padre 🎁 y queríamos regalarle algo especial: un momento y no un 🎉 regalo🎈. Así que pensé en el restaurante DOS TORRES.

El lugar es precioso y siempre que paso por delante me entran unas ganas de entrar y sentarme en su terraza o en su restaurante… si es que la puerta principal ya te susurra: entra, ¡entra!. Acogedor, decorado con mucho gusto y con un toque de magia en cada esquina.

PUERTA PRINCIPAL

Volviendo al aniversario, pensé que podría ser buena idea un momento especial con mi Madre en este lugar mágico seguido de un buen postre y dos GIN TONICS (básico).

Al llegar al restaurante para “organizar” la surprise, me ayudaron muchísimo, me propusieron hacer una carta así como voucher de invitación, más tarde me llamaron por si quería velitas en el postre. La verdad es que fueron muy muy atentos y lo que tengo clarísimo es que de ahora en adelante me pasaré más por el DOS TORRES y entraré encantada a tomarme un café o a comer con amigas.

Mis padres volvieron contentísimos, les invitaron a otra copa  y los mimaron mucho, estaban muy agradecidos.

Os dejo algunas fotos del lugar que además de ser precioso, se come genial y el servicio es de ¡10!

HAPPY SUNDAY!

🍂🍃 DOS TORRES 🌿 🍁

1ª Planta

 2ª Planta

JARDÍN ~ TERRAZA

Información Práctica

DOS TORRES

Dirección: Via Augusta, 300 – Barcelona
Teléfono: 93 206 64 80
Web: http://www.restaurantedostorres.com

Advertisements

EN UN LUGAR SEGURO

~ EN UN LUGAR SEGURO ~

Marta Toda (@martatoda) | Barcelona | 21 / 10 / 2013

Una de las mejores novelas que he leído sin duda. No voy a hacer ninguna reseña, ni a contar spoilers, sino animaros a aventuraros en esta historia escrita por el gran Stegner, autor de Ángulo de reposo, la cual fue ganadora del premio pulitzer.

Esta magnífica lección sobre la amistad la protagonizan dos matrimonios, los Morgan -Larry y Sally- y los Lang -Sid y Charity- durante el pasado siglo XX.

La historia arranca cuando los Morgan llegan a Wisconsin durante la Gran Depresión sin un centavo. Allí conocen a los Lang, un matrimonio carismático y encantador. Ambas mujeres están embarazadas y ellos trabajan juntos en el Departamento de Literatura. Gracias a las similitudes y a los contrastes, una gran amistad se forja de manera inmediata e inevitable.

La novela nos habla de una amistad profunda, de las que todos aspiramos. Confianza, afecto, generosidad, amor. Nada de superficialismos ni abandonos en los momentos oscuros, que no son pocos. Y es que son unos personajes que cualquiera querría tener cómo amigos.

El relato nos lo cuenta Larry, el talentoso escritor, desde su recuerdo y memoria. La sinceridad y transparencia que impregnan las páginas son el gran atractivo, sumado al enamoramiento en el que cae el lector al conocer a nuestros cuatro protagonistas.

Cito textualmente a Larry Morgan, donde bien nos cuenta al principio:

“Ambos resultábamos especialmente propensos a la amistad. Cuando los Lang nos abrieron su casa y sus corazones, nos introdujimos en ellos con gran agradecimiento”.

Stegner consigue una gran empatía hacia ellos y nos deleita con esta narración llena de elegancia y sencillez en los sentimientos, de lucha y esperanza. Cuando una novela es buena, suele ser porque llama a algo más allá de la razón, como puede ser la amistad.

Citas

“[Friendship] is a relationship that has no formal shape, there are no rules or obligations or bonds as in marriage or the family, it is held together by neither law nor property nor blood, there is no glue in it but mutual liking. It is therefore rare.”

“Sally has a smile I would accept as my last view on earth”

“There it was, there it is, the place where during the best time of our lives friendship had its home and happiness its headquarters.”

“In a way, it is beautiful to be young and hard up. With the right wife, and I had her, deprivation became a game.”

“Our last impression of her as she turned the corner was that smile, flung backward like a handful of flowers.”

BUDY CAFÉ

Digamos que he estado viviendo algunos días de mucho estrés… de ese que gritarías en plena calle + autoestop dirección aeropuerto + cualquier vuelo = desaparecer del planeta TIERRA.

¡¡PAREN EL MUNDO QUE ME QUIERO BAJAR!!
¡¡PAREN EL MUNDO QUE ME QUIERO BAJAR!!

Pues bien, substituyendo esta locura anterior, que a todos se nos ha pasado por la cabeza en algún momento, decidí coger mi mini ipad (nueva adquisición que me ha costado sudor y sangre) y me planté en Budy Café.

Al entrar, vi que solo quedaba una mesa de dos y … muy mal por mi parte, se la robé a un chico que había entrado antes que yo.

Después de sentarme con algún que otro remordimiento, practiqué (un pelín) algún test de autoescuela y el resto fue facebook + pinterest + twitter + blogs.

Vamos, una tarde muy productiva.

La verdad es que estos capricho van de perlas de vez en cuando. Tú con tú soledad (que “tuísta que queda…), escuchas música, charlas ajenas y bien, simplemente, observas pasar el tiempo.

En este post dejaré las fotos del café. Es súper pequeño y acogedor. El café estaba buenísimo y compensó a la cookie que pedí que estaba …. bdej… malísima.

Información Práctica:

Precios: €€/€€€€ (10-30€)
Dirección: María Cubi 44, 08006 Barcelona, Spain
Teléfono: 933 68 18 97
Web: http://www.budycafe.com
Horarios:
Mon – Wed ~ 07:45 – 19:45
Thu – Fri ~ 07:45 – 19:45, 21:00 – 01:00
Sat ~  09:00 – 17:00, 21:00 – 01:00
Sun ~ 09:00 – 14:00

EXTRA

Ya para terminar este post, quería también añadir algunas frases que me motivan a seguir adelante en mis proyectos y que me ayudan a subir un poco el ánimo en días bajos. Seguro que algunas de las que os adjunto os servirán a vosotros también, porque un día rojo, como dice Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes, lo puede tener cualquiera:

—¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo?

—¿Color rojo? Querrá decir negro.

—No, se puede tener un día negro porque una engorda o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué. ¿Le ha ocurrido a usted alguna vez?

— Sí.
— Pero cuando me pasa lo único que me va bien es coger un taxi e irme a Tiffany´s. Me calma en seguida la tranquilidad y el aspecto lujoso que tiene. Nada malo podría ocurrirme allí. Si pudiera hallar algún sitio en el que me encontrara con ese sosiego que se respira en Tiffany’s…
:
:
.
.