Impazzendo…

SMILE

Aquí estoy, como Alicia sentada junto al río, más aburrida que una vaca en un prado de césped artificial, esperando al conejo blanco, pasar por delante de mis narices con su chaleco y su reloj…

Me estoy volviendo loca, ya no se que hacer con tanto tiempo libre: llevo dos semanas de vacaciones y me muero de ganas de empezar en el nuevo trabajo. Ya he mirado, Suits, How to get away with murder, me he pateado Sant Cugat y Barcelona tropecientas veces, he salido a correr, de compras, he vuelto a pintar y a leer (Alicia en el País de las Maravillas) he hecho voluntariado y por ahora, solo me queda pendiente ir a una galería de arte, llevar un vestido a arreglar e ir a buscar la moto que dejé en el mecánico la semana pasada.

He pasado de tener la semana sin un momento libre a tener días enteros que llenar… Por suerte, el fin de semana pasado, subimos a Cadaqués y tengo más fotos para compartir junto con algunos otros descubrimientos de cafés, blogs y cuentas de Instagram.

Soy una exagerada… en realidad lo que me pasa y lo sé, es que estoy más nerviosa que un niño la noche de reyes y todo es por este nuevo trabajo, una gran oportunidad en un hotel que me tiene robado el corazón desde que hice las primeras prácticas en él.

Después del proceso de entrevistas en distintos hoteles, la que esperaba con más ilusión era esta y la he conseguido!!!!!!!!! Que feliz estoy, de verdad. Un hotel boutique en el corazón de Barcelona.

Empiezo a compartir cositas 🙂

BALET en medio de la ciudad de la luz… PARIS

Cadaqués…

In Residence “Ray Kappe”

Unmade Bed

La sensación que transmiten estas imágenes en la barriga… puede que sea un pelín rara y solo me pase a mi… son…  ¿esas cosquillas del columpio o de la montaña rusa? ¿También te pasa a ti? Extremadamente cariñosas.

Por último quería compartir un blog de decoración que me encanta, se llama: EL TORNILLO QUE ME FALTA, muy apropiado el título. Su último post, un apartamento en Suecia… precioso.

Advertisements

HOME (n)

RAIN

~ Escrito el Martes 22 de Septiembre 2014 ~

Echada en la cama junto a mi ordenador, ventana abierta, llueve. Como me gustan los días de lluvia. El olor del césped mojado entra por la ventana junto con una leve brisa y sí … estoy en un modo chof inaguantable. Llegamos a final de Septiembre, nuevo trabajo, último curso para graduarme, con las prácticas de coche… todo son novedades.

¿ Y cuál es la razón por la que estoy como una pelota pinchada? – pues… que … NOS MUDAMOS.

Después de luchar contra viento y marea, faltan dos días para despedirme de la casa en la que he crecido. Noto una presión en el corazón, mezcla de pena y rabia, de nostalgia anticipada, de duelo y… tengo la cabeza hecha un lío. Rabietas de niña pequeña cada dos por tres, malas caras, la bipolaridad es el plato del día y por Dios, ¿Qué me esta pasando?

La gente me pregunta: ¿no te gusta la nueva casa? mhhh… no es que no me guste… es que simplemente no es ESTA casa, no es MI casa. No sé como explicarme.

Me concentro en la lluvia otra vez, suena Instant Crush de Daft Punk… Puede que sea la última vez que oiga la lluvia desde esta cama, desde esta ventana, desde mi querida Barcelona. Soy una exagerada… lo sé… será que soy 70% corazón y 30% razón.

~ I don’t understand ~

Es curioso como podemos apegarnos tanto a cosas materiales que durante el día a día, puede que no les demos nada de valor y después, cuando toca despedirse de ellas… se te encoge el alma.

Cajas y más cajas apiladas por los pasillos. Re-descubro rincones, recuerdos… se encienden de vez en cuando pequeñas lucecitas en mi cabeza, recuerdos de cuando era pequeñita, el taburete para poder llegar al grifo del baño y lavarme los dientes, recuerdos de los 18, sobres con billetes de viajes, bolsos horribles que no recuerdo ni haber comprado… ¿los que más duelen? los recuerdos de gente que ya se ha ido, gente que no volverá… y vuelven a surgir los sentimientos, y no sé como encajarlos porque no forman parte de este puzzle, forman parte de aquel puzzle que terminé a los 18 y escondí en el desván.

Y aquí estoy, esperando a que llegue el jueves. Desconocidos cargando cajitas llenas de recuerdos para cambiar de lugar y crear nuevas memorias.

0 ganas.

CARRIE