Terima Kasih ūüôŹūüŹľ

¬†D√°le al PLAY ūüôā

IMG_5993
The Rice Terraces – Ubud

Sorprendentemente, a√ļn recuerdo el olor a incienso… el sonido de las grandes y pesadas hojas del platanero mecerse por el viento… recuerdo perfectamente la sensaci√≥n del agua tibia del oc√©ano filtrase entre mis dedos y como las corrientes marinas acariciaban mi cintura, los gritos de los ni√Īos y sus “¬°Hi!” vestidos de uniforme… las sonrisas… esas sonrisas… son Bali.

Me emociono con solo recordar que ya hace m√°s de una semana que he vuelto de Indonesia y tengo un nudo en la garganta. Me cuesta respirar cuando pienso que con el tiempo, quiz√°s, todas estas sensaciones que ahora siento tan frescas puedan llegar a desvanecerse.

Bajar las colinas en moto, sin casco, sin carnet con el viento en la cara y la cara en el viento. Inspirar ese olor a mar que despierta todos los sentidos. Sonreír al ver las gallinas histéricas cruzar la calle con sus intentos de alzar el vuelo para salvar su trasero.

La verdad es que al pensar en escribir el post de Bali ten√≠a en mente pautar cada d√≠a, comentar los “must” a visitar si se viaja a este pa√≠s, las cosas que debes saber antes de pisar tierra Balinesa… pero de entre todos los templos que he visto, selvas con las que me he peleado y comerciantes con los que he regateado me quedo con esta sensaci√≥n de paz interior.

Hay un trozo de la película de Amelie que leí a la vuelta y me trasladó 12.517km de vuelta a Indonesia, dice así:

‚ÄúAmelie tiene de repente la extra√Īa sensaci√≥n de estar en total armon√≠a consigo misma, en ese instante todo es perfecto, la suavidad de la luz, el ligero perfume del aire, el pausado rumor de la ciudad. Inspira profundamente y la vida ahora le parece tan sencilla y transparente que un arrebato de amor, parecido a un deseo de ayudar a toda la humanidad la empapa de golpe.‚ÄĚ

Os prometo que llor√©, s√≠, llor√© al verse poner el sol desde el Balangan Cliff, llor√© volviendo a casa en moto despu√©s de la clase de yoga, llor√© la √ļltima noche entre las s√°banas de la preciosa Maha Residence Guest House.

IMG_5776

No sab√©is como echaba de menos la sensaci√≥n de emocionarme con un “Terima Kasih” (con un simple “gracias”). La paz que encontraba recorriendo senderos desconocidos en moto, sorprendida porque en cada curva, me esperaban vistas mejores… la sensaci√≥n de estar sola sol√≠sima en una playa preciosa, sin ning√ļn guiri (como yo) a la vista.

IMG_6223
Gunung Payung beach

En Bali, la gente local no te pregunta “¬ŅC√≥mo est√°s?” te preguntan “¬ŅAd√≥nde vas?” La primera vez que me preguntaron esto me qued√© empanada – ¬ŅQu√© hac√≠a d√≥nde voy? – y para mis adentros pensaba que esa dependienta me habr√≠a confundido con una compradora asidua. D√≠as despu√©s me contaron que es eso lo que se pregunta aqu√≠ cuando entras en un comercio u comes en un restaurante… “¬ŅAd√≥nde vas?” eso me pregunto yo y ¬Ņsab√©is qu√©? no sabr√≠a qu√© contestar.

Reframe:¬†I won’t always know where I’m going – but I can always know whether I’m going in the right direction (Design Your Life by Bill Burnet & Dave Evans)

Ya al comenzar el 2017 me marqu√© una serie de objetivos y entre ellos estaba hacer un viaje inolvidable… Dios m√≠o, solo anot√©¬†uno¬†en la lista y ahora muero por volver a revivir las sensaciones, recuerdos y experiencias que Bali me ha regalado.

¬°Qu√© fuerte es! Que las cosas que llenan en esta vida son gratis amigos m√≠os, ya lo has le√≠do bien, ¬°¬°¬°GRA-TIS!!! Me encantar√≠a pensar que todos tenemos la misma sensibilidad al contemplar embobados como se esconde el sol detr√°s del gran oc√©ano, la libertad que implica estar en una sociedad en la que de ninguna de las maneras te invita al consumismo continuo llenando tu vida de falsas necesidades b√°sicas, una sociedad en la que el entorno te invita a la contemplaci√≥n y la gente a la amabilidad con el pr√≥jimo. ¬ŅPuede uno amar a un completo extra√Īo con solo contemplar una mirada bondadosa?

Tengo ganas de escribir más sobre Bali, experiencias más concretas. Estoy preparando también un vídeo, me muero de ganas de terminarlo.

Comparto algunas fotos.

Tengo muchas ganas de volver (por si no ha quedado claro).

IMG_6259
Gunung Payung beach
IMG_6758
Balangan Beach – Marea Baja
IMG_6272
Balangan Beach – Marea Baja
IMG_6800
Balangan Beach – Marea Alta
IMG_6710
The Secret Paradise
IMG_6653
Our Little House at “The Secret Paradise”
IMG_6719
The Secret Paradise
IMG_6203
The Jungle
IMG_6027
Mount Batur

Rice Terraces - Ubud

cropped-img_5939.jpg
Rice Terraces – Udud

This slideshow requires JavaScript.

IMG_5696
Mi amiga posa desinteresadamente en el Monkey Forest

 

 

A TRES METROS SOBRE EL CIELO

IMG_20140702_204244

D√ćA 1

Hacía ya mucho tiempo que deseaba este momento…

Cadaqu√©s, el mar, el pueblo y yo. M√°s de dos a√Īos desde la √ļltima vez que pis√© esta tierra de artistas sin pensar en nada m√°s que en el momento. Sin pensar en el trabajo, en la universidad‚Ķ

El viernes pasado decidí subir de una vez por todas al paraíso. Al tener los días festivos entre semana… nadie de mi familia podía subir así que compré billete de ida y aquí estoy, plantada en la terraza del pisito.

IMG_20140702_204612

Es de noche, no se oye ning√ļn coche, ni m√ļsica del vecino, ni gritos, ni ambulancias‚Ķ se oye la brisa del mar, las barcas como se dejan llevar por las olas, se oye el leve ruido del m√°stil de un velero, sus inquilinos a√ļn est√°n despiertos. La luz del faro brilla a lo lejos, me distrae‚Ķ

Cuando quise venir a Cadaqu√©s SOLA, no pens√© que no habr√≠a ni un vecino alrededor jajaja. El pueblo esta desierto, a√ļn no se respira ese ambiente veraniego de turistas (franceses y alemanes b√°sicamente) arriba y abajo.

CADAQU√ČS

He llegado a las 16:00 despu√©s del breve retraso del autob√ļs, solo pisar el pueblo he ido a comprar provisiones para estos d√≠as, al llegar a casa me he cambiado de ropa; bikini y vestido, me he sentado en la terraza del bar Melit√≥n. Bocadillo de lomo, Coca-Cola light para compensar‚Ķ. Muy t√≠pico.

PLATJA GRAN

Me he metido por las callejuelas del pueblo, sorprende ver como el pueblo sigue avanzando en tu ausencia: nuevos restaurantes, remodelaciones de casas… está precioso.

IMG_20140702_204544

CADAQU√ČS

CADAQU√ČS

IMG_20140702_204423

M√°s tarde he ido a buscar los √ļltimos rayos de sol. Demasiados ni√Īos en la playa, he aguantado una horita. A las 19:00 he vuelto a casa ‚Äúxino-xano‚ÄĚ. Bambas en los pies y ipod en mano, he empezado mi mini-ruta de footing que me ha dejado hecha polvo, ya en casita, despu√©s de una larga ducha, me esperaba un buen plato de ensalada.

Como he mencionado al comenzar‚Ķ estoy en el para√≠so. Si ya dec√≠a nuestro amigo Julio que ‚Äúpara ir al cielo, no es preciso morir‚ÄĚ

Buenas noches Roqueros!

CASA BLAUA

CASA BLAUA

D√ćA 2

Parece que hoy no tendr√© playita… el sol se me resiste.

Me despierto en la litera de mi hermano Xavi. Soy de las que duerme con la ventana abierta, sin persiana. Me encanta levantarme con la luz del sol. Veo el reflejo del cielo en el cristal. Hay nubes, oigo el viento que sopla fuerte pero no lo siento as√≠ que intuyo que ser√° “vent de mar” (viento del mar). Es de ese pegajoso y h√ļmedo que hace que te parezcas a Mary Shelley, la novia de Frankenstein.

PLAÇA DEL POBLE

Desayuno completo en la terraza: tostadas con jam√≥n dulce, un buen caf√© y zumo de naranja. Me cambio y bajo hasta el pueblo. Pregunto en las terrazas de la playa (Maritim y Boia) si tienen WIFI… se resisten a instalarlo…

VISTAS CADAQU√ČS

Vuelvo al que parece que va a ser mi bar estos días, el Melitón. Ya sentada en la mesa, pido un te rojo.

Se esta genial. A pesar del viento, la terraza esta bien protegida y no notas apenas las rachas. Veo como un gato, m√°s bien √ČL gato, pasea por la plaza del pueblo. Franceses, Catalanes, Alemanes, parece que estamos los mismos que ayer. Casi no hay gente en la playa, solo algunos ni√Īos tirando piedras al mar. Siempre pido te rojo y es cuando lo pruebo que recuerdo … esta asqueroso.

Hace unos minutos he hablado con Maxie por whatsapp. parece que finalmente no estar√© tan sola, suerte… ya estaba empezando a aburrirme y… el aburrimiento es el peor enemigo del hombre (o casi).

Me comenta que en 30 minutos estar√° en ¬†Cadaqu√©s, acaba de coger el autob√ļs. Me tomo con calma el te. No hay prisa.

Cuando ya me mata la impaciencia me levando y me dirijo lentamente hacia la estaci√≥n de autobuses. Va a ser extra√Īo mezclar amistades de la universidad con el pueblo de veraneo. Me hace una ilusi√≥n tremenda pasar unos d√≠as con Maxie.

Veo el bus como se acerca por las míticas curvas que protegen este paraíso. En unos segundos lo tengo delante. Max, como siempre fiel a su estilo, guapa, morena y elegante, nos fundimos en un abrazo, las dos sabemos que pasaremos dos días geniales.

Caminamos direcci√≥n casa poni√©ndonos al d√≠a de las novedades laborales, recordando el √ļltimo d√≠a que salimos de fiesta juntas, las notas de la universidad, por fin ya se han publicado todas. Al igual que yo, ella tambi√©n se da cuenta que el pueblo esta tranquilo, prepar√°ndose para la temporada alta que esta a la vuelta de la esquina.

Al llegar a casa mientras yo como, ella se prepara para ir a la playa. En media hora, ya estamos las dos recorriendo el “cami de ronda” (camino de ronda), disfrutando del buen tiempo y de las templadas temperaturas. Rodeando la costa nos entran unas ganas inmensas de ba√Īarnos pero relamente… el tiempo no acompa√Īa, unas nubes enormes se asoman por detr√°s de las monta√Īas, toca volver a casa y mojarse un poco.

CADAQU√ČS

Ya en casa, nos viciamos a frutos secos y a series de televisi√≥n: “dos hombres y medio”, “como conoc√≠ a vuestra madre”, “padre de familia”. Cenamos. Son casi las 22:00 y ha parado de llover. Nos apetece caminar y tomar algo en una terracita. Decidimos ir al Bar Boia.

Solo llegar, notamos como algunas miradas recaen sobre nosotras. Elegimos una mesa que esta en la terraza, George, el camarero nos la recomienda puesto que esta protegida del viento que a√ļn sopla. La terraza esta tranquila excepto por dos chicos j√≥venes que montan bastante alboroto, justo a nuestro lado. Sin pens√°rselo dos veces nos piden un cigarro, ninguna de las dos fuma, ante nuestra negativa nos piden fuego… ya vemos que no andan muy bien y nos re√≠mos. Visto y no visto, se sientan con nosotras, nos acribillan a preguntas y Maxie y yo no paramos de re√≠r, estos chicos de Banyoles deben ir por la d√©cima cerveza como m√≠nimo (m√°s tarde nos comentan que tienen una botella de ron en la mochila… m√°s vac√≠a que llena).

El camarero nos pregunta si nos molestan y le comentamos que no, estamos bien. Pedimos dos c√≥cteles fi√°ndonos de la recomendaci√≥n de George, despu√©s de terminar los c√≥cteles caen dos m√°s, √©l invita. Lleva toda la noche cuid√°ndonos, regal√°ndonos frutos secos y chuches. Muy atento…

BOIANIT

Pau, uno de los de Banyoles pide cigarros a todos los clientes de la terraza, sufro por si los echan. Gracias a su actitud graciosa hablamos con unos alemanes, despu√©s, con unos dise√Īadores de Zara muy simp√°ticos (van con un perro atiborrado de somn√≠feros…). M√°s tarde, entre las bromas de ir al hotel ¬†“Playa Sooooool” a ver a Ferran (el otro) y despu√©s de preguntarnos por en√©sima vez de d√≥nde √©ramos, decidimos que ya no dan para m√°s y les invitamos a cambiarse de mesa entre risas.

La m√ļsica a subido de volumen, los clientes est√°n cambiando, son m√°s j√≥venes, unos Belgas vienen a celebrar su victoria. Entre el ritmo comercial y el buen ambiente la gente empieza a bailar, Max y yo nos miramos sorprendidas. Las mejores noches son las improvisadas. Bailamos y re√≠mos. Esto empieza a ser un “cachondeo padre” jajajaja

Ya son las tres y toca irse… George nos hace un precio m√°s que especial. <<¬°Me ver√°s por aqu√≠ este verano!>> grito al salir.

De camino a casa nos encontramos √ČL gato de la plaza. Arisco, como todos los de su raza; tienen su lado salvaje.

D√ćA 3

CADAQU√ČS

Típico, ayer dijimos que nos levantaríamos antes de las 9:00 … al final son las 12:00 y decidimos preparar el desayuno.

Hoy el d√≠a parece que va a ser mejor. Bajamos a la playa del Ros. Est√° protegida del viento y la gente lo sabe. Es pr√°cticamente la √ļnica playa llena en el pueblo.

Despu√©s de pasar unas horitas al sol, consigo ba√Īarme. Era el objetivo y lo he cumplido. El agua esta buen√≠sima… Cuanto tiempo que no me sumerg√≠a en el agua cristalina de Cadaqu√©s, 2 a√Īos m√≠nimo.

Comemos con la calma, √ļltimamente con Max no hacemos m√°s que hablar de temas “filos√≥ficos”. Nos entretenemos demasiado y se nos hace tarde… toca volver.

CADAQU√ČSCADAQU√ČS